Inicio » EL DESPACHO

El despacho

El Despacho Escola Abogados (EA) se funda en el año 2001 cuando el letrado César García-Vidal Escola, decide poner a disposición de sus clientes, junto con su equipo de trabajo, todos los conocimientos, experiencia y valores acumulados con el objetivo de proporcionar a los clientes un asesoramiento legal de óptima calidad.

Nuestro compromiso estriba en prestar un servicio, fundamentado en una sobresaliente solvencia técnica y en un comportamiento ético intachable, que aporte soluciones individualizadas, claras y realistas.

Este compromiso nos obliga moralmente a luchar con todas nuestras fuerzas por y para nuestros representados.

Particulares, asociaciones, empresas, emprendedores y autónomos confían en nosotros como sus asesores legales.

Actuamos según las mejores prácticas exigidas en el ejercicio de la Abogacía y nos regimos por el Estatuto General de la Abogacía Española, el Código Deontológico de la Abogacía Española, el Código de Deontología de los Abogados Europeos y los siguientes valores que nos diferencian de otros despachos de abogados:

Expertos

Acumulamos más 40 años de experiencia en los estrados, lo que nos porporciona un profundo conocimiento de los entresijos de tribunales, órganos administrativos, centros penitenciarios y las personas que en ellos trabajan.

Centrados en el cliente

Lo principal son nuestros clientes y sus intereses. Siempre tratamos sus asuntos con lealtad, rigor, delicadeza y discreción.

Orfebres jurídicos

Puede parecer que un problema jurídico se asemeje a otro y la comodidad mal entendida puede llevar a tratarlo de la misma manera.

Frecuentemente, este atajo falto de rigor profesional perjudica a los clientes. Nosotros analizamos y estudiamos cada caso de manera individualizada, como si se tratase de una pieza única perfectamente diseñada y adaptada a la singularidad de cada uno de nuestros defendidos.

estudiosos y creativos

Encontramos soluciones ingeniosas e imaginativas a casos complejos.

Para conseguirlo, debemos profundizar en todos los detalles específicos de cada caso y mantenernos al día en todas las ramas del Derecho.

Incansables

Llegaremos hasta el final, porque el cliente lo merece. Nuestra conveniencia es secundaria.

Éticos

Nuestros valores son el trabajo, la dedicación y entrega, la empatía con el cliente y la leal asunción de sus problemas como si fueran propios.

TRANSPARENTES

Mantenemos a nuestros clientes puntualmente informados de la evolución de sus casos y de las alternativas que surgen conforme avanza el proceso.

Comprometidos con la sociedad

Nuestro compromiso no se limita a nuestros clientes, va más allá. Se trata de nuestra particular visión social de la práctica del Derecho, que nos obliga a esforzarnos y contribuir a vivir en un mundo en el que impere la justicia y el respeto mutuo.